Videovigilancia eficaz en centros educativos

Videovigilancia eficaz en centros educativos

La seguridad es una prioridad cada vez mayor para las escuelas. Disminuir y erradicar las amenazas reales y potenciales para estudiantes, profesores y bienes materiales se ha convertido en un objetivo para los administradores de los colegios.

El hecho de garantizar seguridad no implica que los alumnos y personal de trabajo deban sentirse invadidos. En este aspecto, las nuevas tecnologías permiten instalar cámaras discretas y obtener imágenes de gran calidad megapíxel capaces de capturar detalles precisos (rostros, matrículas, etc) que puedan ser utilizadas como evidencia en determinados casos.  

La protección de los alumnos debe ser un factor tan prioritario para las escuelas como lo es para sus padres. Una de las funciones más requeridas en la actualidad es la de poder identificar -previo registro- a los padres o personas autorizadas para recoger a los chicos, antes de que accedan a ellos.

Además, son la mejor medida disuasoria ante posibles actos vandálicos en las instalaciones, o ante infractores dispuestos a cometer hurtos, por lo que se estaría protegiendo los bienes materiales de los que goce la escuela.

En este respecto, los sistemas de videovigilancia son muy útiles para acometer los objetivos anteriormente mencionados. Será imprescindible dar cobertura a las siguientes zonas del centro de estudios:

  • Pasillos.

  • Taquillas, excepto en vestuarios.

  • Salas de servidores, o donde se alojen los equipos de gestión del centro.

  • Accesos peatonales y de vehículo al colegio.

  • Cocina y office.

  • Zonas de aparcamiento pertenecientes al recinto

b2ap3_thumbnail_school2.png

A tener en cuenta:

  • No se podrán exhibir públicamente monitores con las imágenes. Deberán quedar restringidos al servicio de seguridad o al responsable de la instalación.

  • No se permiten cámaras en cuartos de baño, gimnasios u otros espacios en los que se desarrollen actividades cuya captación de imágenes pueda afectar a la imagen o a la vida privada.

En relación a esto, cabe destacar la importancia de cumplir minuciosamente con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos, en la que -en relación a los centros educativos- se señala que además de señalizar las zonas de videovigilancia en lugares visibles, nunca se podrá recurrir a las cámaras para controlar el absentismo, así como solo se podrá grabar en espacios de juego o en aulas con menores en circunstancias excepcionales y debidamente justificadas.

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Lunes, 25 Septiembre 2017

Hacemos uso de cookies para mejorar nuestro servicio web.

Al utilizar nuestros servicios, acepta su uso. Si prefiere, puede desactivar los cookies desde su navegador.

Acepto